Páginas vistas en total

martes, 8 de octubre de 2013

EL ALMA ENTRELAZADA


“Dicen que, a veces, el alma se queda.

Entrelazada.
Agazapada en el silencio del fondo de un valle.
O escondida en el corazón de los troncos.
Escuchando
el ulular del cárabo en la noche.
O vaga libre por entre los montes,
en pos del viento,
besando las laderas.

No quiere el alma despegarse de la tierra.

Dicen que, a veces,
se escucha la risa cuando el alma juega.
Y se huele la humedad de la hierba,
y el frescor de los prados
donde el alma sueña.”
(De Pilar López para la exposición en Salamanca del pintor David Rodrigo Rodríguez. Año 2006)


OTOÑO de David Rodrigo

1 comentario:

  1. Bonito poema con el que has adornado tu casa en la luna. La has dejado demasiado tiempo sin habitar, y se duele de ello. Quienes la visitamos notamos el vacío.
    Un fuerte abrazo.
    Isabel

    ResponderEliminar

Si quieres comentar algo, escríbelo aquí. ¡Gracias!